integrative
manual therapy
u


Jonathan C. Ahladas

fisioterapeuta-osteópata
colegiado n° 5696

madrid - sevilla



tel.: 627 467 267
e -mail: jahladasIMT@yahoo.com

 

Las técnicas de IMT se desarrollaron basándose en las siguientes premisas: precisión, ligereza, no invasiva, no dolorosa, facilidad de aplicación, y sin forzar el cuerpo hacia un resultado preconcebido. El terapeuta (1) aplica una presión suave y precisa (de 5-10 gramos) o (2) coloca el cuerpo del paciente en una postura precisa durante unos minutos. La presión que se aplica se transmite como si fuera haciendo una palanca al punto lesionado. Como consecuencia, se crea un fulcro alrededor del cual los tejidos lesionados se relajarán y se corregirán. Este fenómeno permite reorganizarse y curarse al sistema a través hacia un estado de equilibrio nuevo. No hay ningún contra-indicación.

Mientras el proceso de tratamiento va progresando, las capas de disfunción se liberan secuencialmente (como pelando una cebolla). Las técnicas permiten acceso a las raíces de los problemas subyacentes, cuales no serían visibles sin tratamiento de las lesiones en la superficie. “No puedes tratar a lo que no puedes encontrar o ver.” Se da a los pacientes ejercicios funcionales, técnicas de auto-tratamiento, y recomendaciones sobre la dieta y estrés, para que ellos puedan auto-controlar los problemas independientemente.

Es importante notar que IMT no cura nada; trabaja como facilitador, dando más potencial y posibilidades para que pueda movilizar sus propias capacidades auto-curativos. Este proceso se consigue equilibrando el cuerpo como un todo, guiando a la persona en su propio proceso de curación, recuperación y aprendizaje. La filosofía de IMT reconoce y respecta el hecho de que una persona es la culminación de su historia y sus experiencias pasados, sus actitudes, valores, creencias actuales, y objetivos/aspiraciones del futuro, y se está esforzando hacia su propio camino y buscando su propósito en la vida.

 

.
" En solo dos sesiones esta terapia ha conseguido que la movilidad de mi brazo aumente de forma clara. (..) Para mi sorpresa no solamente la mejoría fue inmediata después de la primera sesión, si no que progresivamente en vez de “volver a cargarme” como me ocurría con los masajes, he ido mejorando."
OO -Marisa C.