Llevaba más de medio año con molestias en la rodilla, estuve en varios fisioterapeutas que me alivian en el momento pero las molestias volvían con el tiempo. Fue entonces cuando empecé a trabajar con Jonathan Ahladas con grata sorpresa los dolores desaparecieron y pude disfrutar de una buena temporada de ski. Y lo mejor fue que su forma de tratar no es dolorosa sino dirigida a la zona donde verdaderamente está la lesión, no se me ponían los pelos de punta antes de empezar la sesión de rehabilitación
-Patxi Gil Ramírez
San Sebastián


Mi experiencia en la consulta de Jonathan fue muy positiva. Yo acudi por un esguince en un tobillo y a diferencia de otras sesiones dolorosas que había "sufrido" en este caso no padecí ningun sufrimiento. Es mas, al principio no entendía nada pues simplemente presionaba ligeramente la zona dañada y zona cercanas, pero al salir de allí ya estaba bastante mejor. Con lo ejercicios que me mando y un par de sesiones mas MILAGRO!!! estaba curado y sin dolor.

Es importante curarse bien un tobillo y desde luego el mío está perfecto, hago deporte con normalidad y ni siquiera en los cambios de ritmo o giros bruscos me resiento. Estoy encantado de haber asistido a su consulta y de haber descubierto sus técnicas que recomiendo a toda aquella persona que tenga una dolencia de cualquier tipo.
-Ismael López de la Osa
Pozuelo de Alarcon, Madrid
 

Durante varias semanas tuve un dolor muy fuerte en la zona lumbar y el sacro. No pude creer como en una sesión con Jonathan el dolor desapareció y no me ha vuelto a doler desde entonces
-M.A. Marti
Madrid
 

Hace ya mas de un año estaba buscando un osteopata en Madrid, ya que suelo tener problemas en mi espalda a causa de secuelas de poleo en mi pierna derecha. Me hablaron de Jonathan Ahladas y fui a verlo, me gustaron sus métodos y su diagnosis, desde entonces soy paciente suyo y estoy muy contento con los resultados de su terapia. Terapias que por otro lado resulta muy relajante ya que no existen dolores ni crujir de huesos.
-José Pérez
Madrid
 

Fui a ver a Jonathan Ahladas por un problema en la rodilla. El traumatólogo me había diagnosticado un problema de plica y solo me recomendaba operarme. En cuatro sesiones con Jonathan mis dolores habían desaparecido. Relamente su forma de trabajo es muy suave pero muy rápida y efectiva
-Estrella Escriña
Madrid

 


Mi nombre es Marisa C., y me gustaría dejar testimonio y aportar la opinión que tengo al respecto de la Terapia Manual Integral, de la que solo llevo dos sesiones.

Cuando me recomendaron acudir a Jonathan Ahladas, llevaba cuatro meses con un dolor muy fuerte en el brazo izquierdo, no es la primera vez que me pasaba y acudí al medico, diagnostico cervico-braquialgia , solución: la que yo me temía, pastillas y mas pastillas, calor local, anti-inflamatorios, relajantes musculares etc., que al final te acaban fastidiando el estomago, también recurrí a los masajes de varios fisioterapeutas sin ningún resultado evidente, solo una leve mejoría, a lo sumo al día siguiente y vuelta al dolor, que cada vez me permitía menor movilidad en el brazo. Los masajes en algún caso fueron muy fuertes, mas o menos hasta el grado que yo podía soportar, pero mi brazo no mejoraba, y el solo echo de dormir sobre ese lado ya me producía un dolor que me obligaba a evitar la postura.

Lógicamente y con todo lo que estaba haciendo y tomando, me daba cuenta de que aquello no iba bien, ni siquiera mejor, porque había ocasiones que la movilidad en el cuello era nula, lo tenia rígido como una tabla, y… dolor llama a dolor, te duele, te pones nervioso, te tensas y te duele mas y por mas sitios, estoy convencida, (y ahora mas) de que todo esta relacionado en el cuerpo, nuestra situación , nuestras emociones, pero ahora tengo claro que la solución no es “tapar el dolor” si no buscar la causa que lo provoca y corregirla.

Se puede pensar que llevo poco tiempo, pero os aseguro que el suficiente para apreciar el espectacular cambio que se ha producido en la lesión que tenia, en solo dos sesiones esta terapia ha conseguido que la movilidad de mi brazo aumente de forma clara, puedo apoyarme sobre el sin sentir dolor y lo mas importante no me duele de forma permanente como era habitual en los últimos 4 meses. Ni que decir tiene que antes de empezar con esto había dejado de tomar todas las pastillas que me habían mandado, y que a parte de la terapia no estoy haciendo nada más.

Cuando acudí a la primera cita y a pesar de haberlo hecho por consejo de un amigo que había sido tratado por Jonathan con esta terapia, no podía creer que de una forma tan sutil, tan suave y tan diferente a la fuerza con la que me habían dado los masajes, fuera posible corregir mi problema, pero para mi sorpresa no solamente la mejoría fue inmediata después de la primera sesión, si no que progresivamente en vez de “volver a cargarme” como me ocurría con los masajes, he ido mejorando. Hasta el momento solo puedo compartir lo me parece un excelente resultado y un método de tratamiento que hay que tener muy en cuenta. Espero que dentro de poco mi problema sea historia pasada y que pueda aprender a corregir posturas y actitudes que me lleven a evitar que el problema se repita. Me gustaría profundizar y tengo verdadera curiosidad en esta terapia que para mi ha sido real y gratamente “sorprendente”.
-Marisa C.
Madrid
 

Tengo un largo historial de esguinces, y para curarlos siempre había recurrido a la traumatología tradicional (incómoda, la solución pasaba por las muletas) y la fisioterapia (dolorosa). Entonces conocí las técnicas de Jonathan. Ya de partida el concepto de tratar la zona lesionada no solo localmente, sino como parte de un todo que interactúa entre sí, el cuerpo, al que hay que restituir su equilibrio, me parece un enfoque más inteligente para una curación profunda.
Los resultados son visibles a corto plazo y lo mejor es que la forma de aplicar el tratamiento es totalmente indolora y tan relajante, que sales de la consulta flotando… qué más se puede pedir?
-Lola Gonzalez
Londres